Tu cabello es más de lo que ves

Todos nos cuidamos el cabello y nos esforzamos en que luzca sano y brillante, pero ¿qué sabemos de él? Muchas veces lo cuidamos, pero, aun así, padecemos de algún trastorno y no comprendemos porqué. Por esta razón es importante saber que el aspecto del cabello está relacionado con la salud. ¿Sabías que es una extensión de nuestro órgano más sensible: la piel?
Estas y otras cosas importantes te contamos de tu cabello.

La vida de nuestro cabello

Como todo en la naturaleza, tiene un ciclo, nuestro cabello también. Este permanece en el cuero cabelludo de seis a ocho años antes de que se caiga. La duración de cada cabello depende de tanto de un proceso natural como de factores genéticos, del estado de la salud y del ambiente.

El cabello pasa por varias fases de desarrollo. La mayoría, aproximadamente el 80%, se encuentra en la fase de crecimiento. Esta fase anágena, dura entre dos y siete años y en esta se genera una nueva raíz del pelo que va creciendo.

A esta fase, le sigue una transición de dos a tres semanas. En esta fase catágena, se detiene temporalmente la producción de células en el folículo, este se contrae y el cabello deja de crecer.Aproximadamente el uno por ciento de los folículos se encuentran en esta fase.

La siguiente fase, telógena, es la de reposo, en esta fase, el cabello se cae y se regeneran los folículos pilosos, las células comienzan a dividirse de nuevo y un nuevo cabello comienza a formarse iniciando con la siguiente fase. De un 10 a 20% de todo el cabello se encuentra en esta fase, que dura de dos a cuatro meses.

Piel y cuero cabelludo

Todos le damos mucha importancia a lucir un cabello sano y brillante, pero muchas veces ignoramos que este se debe cuidar desde su origen, desde la raíz. El cuero cabelludo es como nuestra piel, es igualmente sensible y sufre ante el ambiente y nuestro estado de salud.

El sol y el frío son algunos de los elementos ambientales que pueden dañarlo. Por ejemplo, a pesar del pelo, el cuero cabelludo puede quemarse con el sol. Por otro lado, el frío y el calor pueden resecarlo y causar picores y caspa. Por suerte ya existen innovadores productos que eliminan cualquier tipo de caspa.

Otro padecimiento del cuero cabelludo, es el exceso de grasa en el cabello. Esto sucede cuando las glándulas sebáceas en el cuero cabelludo producen cantidades excesivas de sebo, se puede deber a diferentes razones que llevan a lucir a un cuero cabelludo graso, con un aspecto sucio. También existen líneas de productos específicos para esta alteración.

Así que ahora que ya conoces un poco más de tu cabello, cuídalo más, piensa en tu cuero cabelludo y elige los tratamientos y productos adecuados para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *