¿Picazón en la cabeza? Puedes padecer de dermatitis

Existen diferentes padecimientos capilares y la intensa picazón es uno de ellos. Muchas veces nos preocupamos por la apariencia de nuestro cabello, la resequedad, tal vez la caspa; pero ignoramos que algunos otros síntomas pueden ser señal de algo que no está bien.

¿Qué es?

El exceso de picazón acompañado de otros síntomas puede deberse a la dermatitis seborreica. Esta es una enfermedad crónica que produce una inflamación en las zonas de la piel con mayor cantidad de glándulas sebáceas. Durante este proceso se forman escamas que se van desprendiendo fácilmente y es cuando puede ser más evidente el padecimiento.

Las zonas de inflamación más afectadas por este tipo de dermatitis son: los párpados, la piel de atrás de las orejas, caras laterales de la nariz, el cuero cabelludo, algunas veces los glúteos y la ingle.

  • Síntomas
  • Inflamación
  • Picazón
  • Enrojecimiento de la piel
  • Pérdida del cabello
  • Aparición de pequeñas escamas

Las escamas aparecen en el cuero cabelludo y son causadas por una secreción sebácea. Van cayendo de manera permanente y se hacen visibles en nuestra ropa.
Esto también puede suceder en la zona de las pestañas, cejas, barba, bigotes y entrecejo. En algunos casos se puede complicar con infecciones bacterianas o micóticas secundarias.

Las causas

No se conocen las causas exactas de la dermatitis, pero muchos factores pueden estar implicados como: algunos agentes químicos, situaciones emocionales como el estrés y situaciones extremas de tensión y algunos padecimientos de la piel, como el acné y la piel grasa.

El agente infeccioso que se relaciona directamente con la dermatitis es el hongo Malassezia furfur. También se asocian algunas enfermedades neurológicas como el virus (VIH) o el Parkinson. Se indica que existen factores genéticos que pueden favorecer la transmisión hereditaria.

En el caso de los bebés es conocida como costra láctea y puede suceder de las dos semanas a los tres meses de vida. Luego se puede observar mayormente entre los 30 y 60 años, y es más susceptible en los varones.

Tratamiento

Lo más importante es consultar un especialista quien te realizará el diagnóstico adecuado para recetarte el tratamiento adecuado. En muchos casos, la solución es muy práctica ya que se trata de shampoos especiales para este padecimiento. Sin embargo, antes de comenzar a utilizar cualquiera de estos productos debes consultar a un profesional que te indique también sobre los posibles efectos secundarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *