El tabaco y tu cabello

No creemos que sea necesario recordarte los problemas que el tabaco trae para tu salud y los daños que causa a casi todos los órganos del cuerpo. Pero debes saber que el cabello no es la excepción, ya que la nicotina contiene sustancias que afectan especialmente la circulación más fina, produciendo varios efectos negativos en tu cuero cabelludo.

Cero Volumen

La nicotina produce un efecto vasoconstrictor, esto significa que disminuye el aporte de nutrientes al cabello, debilitando la raíz y produciendo un pelo cada vez más fino y debilitado.

Canas

No existen estudios concluyentes, pero los tóxicos que inhalan al fumar, estimulan la acción de los radicales libres que alteran la producción de melanina, encargada de la pigmentación del pelo, lo que podría provocar canas prematuras.

Aspecto raro

La nicotina disminuye los niveles de vitamina A, afectando la producción de colágeno y elastina, esenciales para la producción de una hebra capilar sana. La cutícula queda expuesta a agresiones ambientales y tu pelo se verá deteriorado.

Calvicie

El cigarro aumenta o favorece la calvicie en personas que están más susceptibles a padecerla. Las sustancias dentro del tabaco alteran la producción de estrógenos y esto fomenta la pérdida de cabello, además el envejecimiento prematuro de la piel en la cabeza.

Cuidados

Para cuidar tu cabello y tu salud en general, lo mejor sería dejar de fumar. Cuando decidas dejarlo, sigue estos consejos para contrarrestar sus efectos en el organismo.

  1. Practica actividades al aire libre para favorecer la oxigenación
  2. Bebe 2 litros de agua para hidratar tu piel y cabello
  3. Utiliza un shampoo adecuado a tu tipo de cabello para no alterar su equilibrio natural.
  4. Te recomendamos tratamientos orales complementarios como las vitaminas C, E, zinc o biotina que proveen nutrición extra al folículo piloso.
  5. Cepilla tu cabello todos los días, con la cabeza hacia abajo para eliminar restos de suciedad provocados por el humo del cigarrillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *