Qué dice tu pelo de ti

Aunque no lo creas, tu pelo habla mucho de ti. En él se revela nuestro estado físico, y hasta nuestro estado de ánimo. Pero no te preocupes, tu pelo no dirá nada que no sepas. Aquí te contamos qué es lo que tu pelo dice de ti.

Tu buena o mala alimentación

Un pelo sano y fuerte es símbolo de una buena dieta. Si tienes una alimentación desequilibrada esto afectará tu cabello y, por supuesto, todo tu organismo. La falta de minerales y vitaminas hace lento el crecimiento de tu pelo, lo vuelve débil y puedes perderlo con más facilidad.

Una de las principales razones de la pérdida del cabello, es la alteración de los minerales en tu organismo, el zinc, el cromo y el manganeso, son los que se relacionan directamente con el cabello.
Si tienes una alimentación equilibrada, incluyendo vitaminas, proteínas y minerales tu cabello lucirá sano y brillante.

Si sufres de estrés

El estrés nos afecta a todos de diferente manera, malos humores, nerviosismo, tensión, pero también afecta nuestro cabello, aunque nos fijemos. Algunos efectos del estrés en el cabello son: pérdida de pelo, cuero cabelludo sensible, picores, irritaciones, cabello frágil, reseco…

El estrés constante nos hace sentir un gran cansancio y esto afecta directamente el equilibrio de nuestro pelo. Esto puede provocar sensibilidad capilar, lo que produce picazón. Por otro lado, pasar por hechos fuertes y estresantes puede ocasionar pérdida de cabello y aparición rápida de canas.

Las personas con estrés entran en un círculo vicioso y esta ansiedad les dificulta el recuperar la salud capilar. Lo importante es buscar un diagnóstico de un especialista, ya que muchos tratamientos pueden ayudar a frenar la caída.

Tu edad

Tu cabello a los 20 no es el mismo que a los 40. Con el paso del tiempo, el número de folículos capilares por centímetro disminuye, además, el cabello se va debilitando. En resumen, con el paso de los años se va perdiendo densidad capilar.

Generalmente, la caída de cabello en los hombres empieza en los 20 y en las mujeres a los 30 años. Además de la salud general, la alimentación y el estrés, el principal factor principal que influye en la pérdida de cabello es la genética. Y, por otro lado, las mujeres sufren directamente por los cambios hormonales en diferentes periodos de su vida, como el parto o la menopausia.

Si fumas o no

Todos conocemos los efectos dañinos del tabaco. Definitivamente no es bueno para la salud, por lo que tampoco lo es para nuestro cabello. La nicotina y el humo vuelven más frágil la fibra capilar y se relacionan directamente con la pérdida de cabello. Si podemos evitarlo o incluso dejarlo definitivamente, es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *